PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
Fernando Javier Achucarro


  KURUPI - Serie: MITOLOGÍA GUARANÍ


KURUPI - Serie: MITOLOGÍA GUARANÍ

Obra: KURUPI

Serie: MITOLOGÍA GUARANÍ

Desde la imaginación del artista

FERNANDO JAVIER ACHUCARRO

Técnica: Grafito y tiza pastel

FERNANDO JAVIER ACHUCARRO

Contacto: fachucarro@hotmail.com

 

 

KURUPI

** Apartándonos ahora de los Textos Sagrados de guaraníes, nos referimos a éste Mito, que ya existía entre los indígenas de éstas tierras, antes de la llegada de los españoles.

** Cuando comenzó la conquista, KURUPI, constituía un motivo de tremendo temor entre los aborígenes. El Mito ya estaba instalado entre ellos desde mucho tiempo atrás. KURUPI, es nombre compuesto por dos palabras guaraníes: KURU, grano, y PI, apócope de pire (piel) es decir, literalmente es: piel con granos, pero el sentido real, con el que se lo usa aquí es el de: piel rugosa, como la corteza de aquel árbol llamado, precisamente: KURUPI. Otro sentido semántico lo da, León Cadogan: "homúnculo gritón". En la zona brasileña se lo llama a éste mítico personaje: KURUPÍRA. Habría que recordar aquí el nombre dado a una liana selvática, rugosa y fuerte: KURUPI REMBO (pene de kurupi)

** En aquel entonces, el duende o fantasma denominado KURUPI, tenía fama de tenebroso y maligno, vengador tutelar del bosque, causante de muchas desgracias. Se lo describía, aún se lo describe, como un personaje que anda desnudo por la selva. Lleva su largo miembro viril arrollado a su cintura, tan largo que con él puede enlazar a sus víctimas. En aquellos tiempos, era un horripilante sátiro del mundo guaraní, aficionado al rapto de mujeres, a las que poseía y luego descuartizaba y devoraba. Quién se atrevía a rondar los bosques, podía topetarse, en cualquier momento, con el monstruo que causaba pavor. Su figura, deforme y salvaje, podía tomar cualquier otra apariencia, como la de un árbol de rugosa corteza o lo que al malévolo personaje se le antoje. De las víctimas, quedaban solamente tripas dispersas por el monte.

** Este ser sobrenatural, infundía verdadero espanto entre los aborígenes. Con solo nombrarlo entre los AVA KUÉRA, provocaba el terror de todos. Generalmente, su poder tenía presencia en los montes pero, en cualquier lugar, podría sorprender con sus terribles ataques de tremendas consecuencias. El furor del espantoso animal, producía destrozos aterradores.

** Sin embargo, con el correr del tiempo, el terrorífico y brutal Kurupi, adquirió otras características. Se transformó en el genio tutelar de la selva, los bosques y los campos. Se convirtió en lo que es ahora, un espíritu que colabora con la naturaleza en la tarea de la germinación, el crecimiento, conservación y maduración de árboles, chacras y animales. Su temida fama había devenido en símbolo de fecundidad. De aquella antigua imagen terrorífica, detenida en el tiempo y el olvido, surgió otra, que es la de benefactora natural de todo lo creado. Desde entonces, se lo describe como un ser ubicuo, cuyo andar se siente y se oye pero es muy difícil verlo. Puede transformarse en plantas o animales, a su capricho, o simplemente se vuelve invisible y vuela con el viento. "Está en todo lugar y en ninguno" - dice Natalicio González - "Cuando se corporeiza, que lo hace en raras ocasiones, es como un indígena, pequeño y montaraz, de piel rugosa y fea, largos cabellos lacios y negros ojillos vivarachos. Se cree que si toca el vientre de una vaca, de ésta nacerán mellizos, y de mucho vigor. Si descansa en la chacra, ésta dará excelentes cosechas. Algunas veces asusta a la gente, pero también puede servirla; es grosero pero puede ayudar; salvaje pero benévolo. Es el responsable del susurrar del viento, del vigor de los maizales cuando quiere premiar al chacarero, o de la debilidad del mandiocal como castigo. Siendo espíritu protector de toda la naturaleza, sanciona los abusos y premia con buena caza o con cosecha abundante al de recto proceder. Su presencia es notada en ocasiones cuando se siente un escalofrío sin motivo aparente, o se oye un crujido entre las hojas o los arbustos".

** A veces, KURUPI, imita entre las frondas el quejido de un animal o el silbo de las aves. El ser sobrenatural, feo y temido, camina con los pies al revés. Posee un larguísimo falo, arrollado a la cintura que puede ser usado como lazo para enlazar a sus víctimas. Tal vez, ese desmesurado miembro nos indique su poder germinal y sea un símbolo de fecundidad, réplica a la Vara Insignia, el JASUKA de ÑANDERUGUASU.

** KURUPI, habita en lo profundo del bosque, utilizando como morada el hueco de algún añoso árbol. Desde allí, puede llegar, en momentos, donde él desee. Camina desnudo por los montes. Es el arquetipo de otros duendes o fantasmas sobrenaturales cuyas relaciones aparecen después, con el transcurrir del tiempo. De Ser maléfico y aberrante, temido por sus poderes de destrucción y la brutalidad con que ejecutaba a sus víctimas en los primeros tiempos de su tradición, ha pasado a ser el cuidador de las cosas necesarias para la vida, el tutor de lo fecundo y lo útil. Mucho de lo que ocurre, las cosas buenas, y a veces las malas, son atribuidas a Kurupi. Así mismo, las cosas que no suceden. Kurupi, no necesita de ruegos ni rezos, tampoco danzas ni cantos. Él, sólo pide y exige rectitud en la conducta. Que no destruyan la naturaleza, que no la malgasten, que utilicen lo necesario y no abusen de su abundancia.

** KURUPI, es poco nombrado en la actualidad o se lo hace en forma ambigua. La gente lo va olvidando y ya no lo identifica con sus características antiguas ni por sus cualidades posteriores. Hoy, se lo confunde con las andanzas del PÓRA o del JASY JATERE, a los que les prestó algunas de sus improntas. También se confunden las aventuras del POMBÉRO con las del KURUPI. De éste, muchos siguen diciendo que es un gran actor invisible, semejante a un alma en pena que deambulaba errabundo, tratando de sobrevivir.

Fuente: "MITOS Y LEYENDAS GUARANÍES” por GIRALA YAMPEY
Editorial Manuel Ortiz Guerrero, Patronato de Leprosos del Paraguay. Paraguay, 2003. 177 páginas. Consulta: info@portalguarani.com

 

 

 

Como se vería esta obra en tu Sala?

Selecciona un color de la pared:

KURUPI - Serie: MITOLOGÍA GUARANÍ


Rompecabezas (Entretenimiento)


KURUPI - Serie: MITOLOGÍA GUARANÍ 

 




Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011MÚSICA PARAGUAYAMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYAACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA LA GUERRA DEL CHACO
MUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAHISTORIA DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIAFILATELIA DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOIDIOMA GUARANIREPUBLICA DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2021
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA